Programa Vivencial de Desarrollo de Alta Dirección

Modelo de gestión

JAME - 7ma Edición

Modelo de gestión Japones


Muchas veces creemos que el modelo japonés llega a resultados llamativos por fórmulas mágicas,
cuando en realidad es algo mucho más simple de explicar:
su modelo de gestión hace que las empresas sean rentables y sostenibles en el tiempo.

La rentabilidad y sustentabilidad se volvieron puntos críticos para la supervivencia de las compañías, por lo que es entendible que los métodos y características de la cultura y el management japonés aparezcan como ideales para alcanzar altos niveles de competitividad.


Asombra el accionar para optimizar de manera sostenida los productos o servicios, perfeccionando los procesos y resultados a cada instante, en búsqueda de la excelencia operacional.
En occidente es conocido como LEAN Management.

01.Filosofía

El eje central de su filosofía es lograr que los negocios sean más productivos y competitivos eliminando todas aquellas actividades que no agreguen valor y buscando la mayor flexibilidad en sus procesos.

02.Particularidades

Trascienden lo que es la industria, tienen que ver con la toma de decisiones basada en el consenso, la disciplina, el trabajo en equipo, la resolución de problemas, la mirada a largo plazo y el respeto, con una actitud de comunicación más abierta e integradora entre las personas.

03.Ciclo PDCA

Los ciclos de mejora continua operan de acuerdo al ciclo PDCA (planear, hacer, chequear y actuar) y se aplican en todos los niveles de la organización.

04.Equipos

Los equipos de personas son altamente flexibles y son ellos quienes desarrollan, mantienen y mejoran sus propios estándares de trabajo.

05.Hábitos

La mejora continua se convierte en un hábito cultural en el cual cada empleado de la organización se involucra a diario. Este hábito es la base para el desarrollo de la CREATIVIDAD e INNOVACIÓN en la organización.

06.Tradiciones

Sus tradiciones y costumbres están muy vinculadas con la calidad y con una fuerte orientación a resultados con un sólo objetivo: la satisfacción y el deleite de sus clientes en toda la experiencia vivida con el producto o durante el servicio.

 

La cultura, el management y el modelo de gestión japonés son APLICABLES al modelo occidental, tanto en situaciones de crisis como en épocas de crecimiento.